La Historia, Fotografía y Proyectos de Heber Vega

 Después de largos 12 años en Medio Oriente, Heber Vega vuelve a Chile…

“Pintar, dibujar… creo que algunas de estas cosas nacen con uno y otras se aprenden en el camino. La fotografía es algo que llegue a aprender y querer como un producto secundario a algo que siempre tuve desde mi niñez, pintar y sobre todo dibujar en mi imaginación.”

Siempre admirando a quienes tenían la posibilidad de tener acceso a una cámara “profesional”, crecí hasta ser un adulto teniendo solo acceso a una pequeña cámara de bolsillo. No fue hasta el año 2006, y debido a una necesidad de mi trabajo humanitario, que por fin pude cumplir mi sueño! tener acceso una cámara que pudiera ofrecer suficientes prestaciones para llevar a cabo mi fotografía.

¿Por qué comenzar en la fotografía tan tarde? porque se había creado una necesidad de poder contar las historias en las cuales nos habíamos involucrado desde el año 2003 en Irak. Sí, porque desde aquellos años, junto a mi esposa, habíamos decidido viajar y vivir en el Kurdistan de Irak. (Lugar geográficamente ubicado en Irak pero que posee su propio gobierno, cultura, e idioma entre otras cosas)

Llegamos a Kurdistan como parte de una ONG internacional. Y por aquel entonces éramos voluntarios a cargo una oficina de desarrollo social, con variados proyectos en los cuales esperábamos “cambiar el mundo”, una ilusión de aquellos años! Fue en ese ámbito donde se proyecta y renace el arte que llevaba durmiendo mucho tiempo. (ver entrevista YouTube para La Tercera TV)

“Durante esos primeros años en mi fotografia, solo me aboque a capturar gente, costumbres, lugares del Kurdistán, junto con fotografiar a las personas que eran los protagonistas detrás de las historias humanitarias que se desenvolvían a nuestro alrededor.” (Ver galería Personal)

Llegando al año 2010, y gracias a mi amigo Matt Brandon (aka digitaltrekker) y su taller de storytelling y multimedia, es que decido finalmente tomar esta pasión mas en serio, y comenzar a ofrecer sus servicios a  otras ONGs, y organizaciones humanitarias en general (colegas por ese entonces). Fue así como nacía mi carrera en la fotografía humanitaria que me llevaría a capturar las historias mas increíbles en Kurdistán de Irak.

“Estaba en medio de todo eso, creciendo y aprendiendo de este arte, cuando me invitaron a fotografiar mi primera boda, y después una segunda, y así sucesivamente hasta llegar en el 2015 a fotografiar exclusivamente parejas durante todo el año y vivir exclusivamente de ello!”

Otro aspecto de mi trabajo es la fotografia editorial, donde ha trabajado para algunas revistas y también fotografiado para algunas agencias de publicidad.

“Hoy en dia creo que mi estilo fotográfico es una mezcla de estas areas. La parte documental que aprendi en el campo humanitario, hoy me sirve para contar las historias y detalles detrás una boda. Y la fotografia editorial me ha servido para poder hacer sesiones fotográficas con un estilo mas pulcro, donde mis luces artificiales me han ayudado a llevar un verdadero estudio fotográfico al exterior”

about_leaves

 

Con Belén, mi esposa, tenemos cuatro hijos! Sin duda alguna son completamente una inspiración. Me ha ayudado tanto el conocer sus procesos, porque he aprendido mas de la vida, de mi mismo, y de la humanidad. Fotografiar familias es una extension de todo ello y mas…

line

AGRADECIDO

DE VUELTA EN CHILE

NUESTROS PLANES

 

Nuestra idea ahora que hemos vuelto a Chile, es poder establecernos en algún lugar un poco mas alejado del bullicio de las grandes ciudades. Sabemos que Chile cuenta con parajes inigualables, y si todo sale bien para nosotros, ya pronto estaremos estableciendo nuestro trabajo en Algarrobo. Pero seguiremos viajando a toda la zona central de Chile a diario. Nos encanta y amamos la Patagonia, quien sabe si un día se nos de la opción de vivir allá. Esperamos que esa inspiración que viene de esta tierra, nos pueda llevar en un viaje de imágenes sin igual para muchos en el futuro.

“A quienes me preguntan la razón de mis viajes, suelo contestarles… que sé bien de qué huyo, pero ignoro lo que busco.”
Montaigne